Código de vestimenta: De etiqueta

El fin de semana pasado, me encontraba en el sur de la ciudad de México, exactamente en la Colonia Guadalupe Inn. Era sábado y no había comido durante horas, la panza la sentía como pegada al hueso debido al alcohol que había consumido un día antes. Cuando pasaba por una calle, la cual me recordaba mi infancia, pude ver a lo lejos muchas camionetas y coches de lujo estacionados, entre mas me acercaba más podía ver donde estaban todas esas personas, y me di cuenta que estaban desayunando en una taquería que se llama “Taco y Etiqueta”. Mi estomago me indicó donde estacionarme para bajarme a desayunar.

Image

(foto: elpurogusto.com)

Comencé preguntando de que tenían tacos y me dijeron que únicamente de carnitas, así que decidí ordenar dos, para probarlos. Cuando los estaban preparando observe detenidamente que una de las señoritas era la encargada de preparar las tortillas a mano, eso empezó a gustarme; después me di cuenta que otra persona era la encargada de las bebidas, y pedí un jugo de mango, y por último vi a otra persona que únicamente se encargaba de servir los tacos.

Image

(foto: mightysweet.com)

La primera mordida fue importante, por que sabia que ahí decidiría si los dejaba y simplemente seguía pidiendo más. Pues la decisión fue ordenar dos más debido a la buena calidad de los tacos. Cuando termine de comer supe que no seria la primera vez que les vería la cara a aquellas personas. Me despedí recalcando que no se librarían de mi y que volvería con más compañía para probar los mejores tacos de carnitas.